¿Que es el Herpes en la Boca (Oral) y Herpes Genital?


Existen 2 tipos de infecciones asociadas al herpes, el herpes en la boca (oral) y el herpes genital; ambos son contagiosos. El dato más alarmante asociado al herpes es que suele ser un virus invisible.; es posible para una persona pueda transmitirlo sin que tenga consciencia de ser portadora.

El virus que infecta a las personas con el herpes oral se denomina herpes simple tipo 1. El virus que infecta a las personas con herpes genital se llama herpes simple tipo 2. Ambos tipos de herpes se contagian por contacto directo con el área infectada o por contacto con algún fluido corporal de la misma área.

No existe una cura para ningún tipo de herpes, es permanente, pero no siempre activo. Una persona con herpes oral o herpes genital puede tener uno o varios brotes en su vida.

Síntomas del Herpes Oral

Los síntomas del herpes oral incluyen apoyas o fuegos labiales y en la boca, que pueden convertirse en úlceras dolorosas. Si las encías son infectadas hincharán y tornarán rojas. El herpes oral puede también ser causa de fiebre, dolor muscular y glándulas inflamadas en el cuello. Un brote inicial puede tardar desde 2 a 3 semanas.

El herpes oral es muy común entre niños. Los niños se comparten entre ellos mismos objetos y utensilios de cocina y generalmente tienen bastante contacto físico entre uno y otro mientras practican deportes y generalmente juegos bruscos. Los niños son también propensos a ser besados por amigos cercanos y parientes quienes ignoran por completo que tienen herpes oral.

El Herpes Genital y Sus Síntomas


Los síntomas del herpes genital incluyen ampollas y dolor en las áreas genitales. Las ampollas pueden aparecer sobre el pene, escroto, vagina, en el cervix o sobre los muslos y las nalgas del cuerpo. Al principio los síntomas empiezan con ardor o dolor en el área afectada, fiebre, dolor de cabeza, inflamación en glándulas de las ingles, una sensación dolorosa o quemante durante el momento de orinar y posiblemente una descarga de fluido grueso y transparente desde el pene o la vagina. Las ampollas pueden convertirse en dolorosas llagas. Un episodio inicial de herpes genital puede durar desde una a 3 semanas.

Prevención del Herpes

Es posible prevenir una infección por herpes evitando el contacto directo con ampollas, llagas o ulceras que aparecen sobre la boca o los genitales de las personas. Toma en cuenta que el herpes puede ser un virus invisible, por lo que es una buena idea evitar el contacto físico o intimo con alguien que sospeches pueda ser portador del virus del herpes.

Enseñar a los niños que poner algo en su boca que ha estado en la boca de alguien más nunca es una buena idea. Ellos también deben ser advertidos de que cuando alguien tiene una cortada o llaga deben ser muy cuidadosos o evitar entrar en contacto con esa persona por los germenes que pueden ellos contraer.

Los adultos y adolescentes que son sexualmente activos nunca deberían tener sexo sin protección con alguien que pudieran sospechar que está infectada por herpes genital. El uso de condón provee de una cierta medida de protección, pero no del todo completa. La única protección segura para evitar el contagio del herpes genital es la abstinencia.

Una mujer embarazada que en alguna ocasión tuvo un brote de herpes genital debería informa a su ginecólogo antes de llegada la hora tener el bebe, de tal forma que el médica pueda, en caso de ser necesario, discutir y planear un parto no vaginal.

Cura Para el Herpes


Vale la pena mencionar de nuevo que todos los médicos te recetarán medicamentos que tienen como única función calmar los síntomas de un brote de herpes con una medicina anti viral, de nuevo es importante aclarar que no existe una cura actualmente para eliminar al 100% el virus del cuerpo.

Si tu niño o niña tienen fuegos labiales que no desaparecen dentro de 10 días, o tiene una historia de fuegos labiales frecuentes, llévalo de inmediato al doctor.

Be the first to comment

Leave a Reply