Los Baños de Sal de Epsom Para Sanar los Brotes de Herpes

Los baños de sal de Epsom es uno de los tratamientos caseros para el herpes más recomendados. La Sal de Epsom se compone de un mineral natural que se encuentra en el agua. El compuesto químico, sulfato de magnesio contiene magnesio, azufre y oxígeno. El magnesio es el segundo mineral más abundante en las células humanas y el cuarto ion más usado en el cuerpo. La sal de Epsom se puede adquirir fácilmente en las tiendas de comestibles, farmacias y en tiendas línea… además es muy barata!

¿Por qué son los baños de la sal de Epsom un tratamiento casero eficaz para el herpes?

El componente clave en la sal de Epsom es el magnesio. El magnesio desempeña más funciones en el cuerpo humano que casi cualquier otro mineral.

Estudios científicos han demostrado que el magnesio es un electrolito que asegura que las funciones musculares y enzimáticas y nerviosas sean las adecuadas. Dado que el herpes genital vive en los nervios el magnesio puede inhibir o repeler el camino del virus del herpes hacia las terminaciones nerviosas cuando se producen los sintomas del herpes genital.

La investigación médica indica que el magnesio puede reducir la inflamación y aliviar el dolor, por lo que es muy beneficioso para los que sufren de herpes genital y un buen tratamiento natural para el herpes.

Los estudios médicos indican que el magnesio ayuda a aliviar el estrés, mejorar el sueño, la concentración y el uso de oxígeno. El estrés y la fatiga a menudo se consideran factores que contribuyen a desencadenar un brote de herpes genital. También hay estudios que muestran que más que oxigenar el cuerpo ayuda a eliminar el virus del herpes simple.

El incluir un baño de sal de Epsom tres veces por semana durante al menos 15 minutos podría reducir las frecuencia de los brotes de herpes genital y te sorprenderá la diferencia que va a generar en tu salud en general.

Cómo Preparar los Baños de Sal de Epsom

Llena tu bañera con agua caliente y añade una cantidad de 3 a 4 puñados de sal de Epsom o alrededor de dos a cuatro tazas mientras se le esté agregando el agua. Mezclar la sal en la tina de baño.

Otro método que mucha gente hace es mezclar previamente la sal de Epsom en otro recipiente y luego añadir poco a poco en su agua de baño mientras la bañera se está llenando.

Consejos útiles al preparar su baño

  1. Asegúrese de que el agua del baño está caliente. El agua caliente abre abreo los poros de tu cuepro permitiendo que tu cuerpo pueda absorber completamente la sal y de esa manera maximizar sus beneficios. También ayuda a relajarte.
  1. Asegúrese de que la tina de baño tenga la suficiente cantidad de agua. Cuando te sumerjas en el agua debes asegúrate que estés completamente sumergido.
  1. Podrá relajarte en el baño durante al menos 12 minutos, preferiblemente 15 minutos. Después de salir de tu baño, asegúrese de frotarte vigorosamente a tí mismo. Esto ayudará a estimular tu piel.
  1. Manten tu cuarto de baño a una temperatura cálida. Debes evitar que tu cuarto de baño se encuentre fio cuando salgas de la tina.
  1. No utilices jabón. El jabón puede interferir en los efectos de la sal de Epsom.
  1. Añade aceite de árbol de té y vinagre de manzana para obtener beneficios adicionales!
  1. Toma una ducha caliente. Enjuaga las sales de Epsom de tu piel, ya que pueden hacer que tu piel se seque. Aplica una crema hidratante de buena calidad.
  1. Después descansa y relajate durante 2 horas – Es mejor si te bañas al final del día y posteriormente te vas a la cama a dormir.
  1. Hidratar tu cuerpo antes de tomar los baños de sal de Epsom – Los baños calientes en general y en especial aquellos con sal de Epsom pueden deshidratar tu cuerpo, así que asegúrate de beber al menos un vaso de 8 onzas de agua antes de entrar a la bañera.

Precauciones con los baños de sal de Epsom

Como con cualquier cosa en la vida este gran remedio casero para el herpes puede no ser adecuado para todos. Hay algunas personas que deben evitar tomar un baño de sal de Epsom.

  1. Las personas que tienen presión arterial alta o cualquier condición del corazón no deben usar la sal de Epsom en sus baños .
  1. Si estás embarazada o crees que puedas estar embarazada .
  1. Las personas mayores frágiles o que tienen dificultad para moverse debido a un dolor severo en las articulaciones deben reducir la cantidad de sal de Epsom en su baño por lo menos a la mitad.
  1. En caso de tener alguna duda consulta siempre a tu proveedor de servicios de salud de tu preferencia.

Espero que con esta información puedas comenzar a poner en práctica este remedio casero para el herpes y con ello coen a notar sus beneficios, los cuales estaré encantada de escuchar.

¿Donde Comprar la Sal de Epsom?

Si usas frecuentemente la sal de Epsom para el herpes, puedes fácilmente conseguir cantidades más grandes a través de Amazon en tamaños de 5 Libras o incluso 20 libras entregadas en tu domiciolio con envio gratis (si vives en Estados Unidos). A continuación te presento alguno de los productos más populares de Sal de Epsom disponibles en Amazon.com:

 

Epsoak Epsom Salt 5 Lbs – 100% Pure Magnesium Sulfate, Hecho en USATwenty Pound Bag Here. (El mejor vendido en Amazon)